Accidentes de tráfico

L

as estadísticas no engañan: cada año se producen miles de accidentes de tráfico según desvelan las estadísticas publicadas por las autoridades de tráfico. Es por ello que esta situación merece mención a parte e introducimos con una pregunta ¿qué debe hacer si se encuentra implicado en un accidente de circulación, ya sea como conductor, ocupante, peatón, víctima, etc.?
Lo primero es tratar de alcanzar un acuerdo con el otro conductor implicado para cumplimentar «el parte amistoso de accidente» que facilitan las compañías de seguros. En caso de no existir dicha buena voluntad, es necesario avisar a la Policía Local, Nacional o Guardia Civil, ellos se encargarán de elaborar el correspondiente atestado que constituirá una prueba fundamental para determinar el responsable.
Por último, es importante dar parte al seguro a la mayor vrevedad, pues tendrá un plazo de 7 días para ello.

Conviene aludir a la reforma del Código Penal que ha tenido lugar recientemente pues ha modificado de forma sustancial la vía por la que se reclaman las lesiones sufridas en accidente de circulación. Así, el juicio por accidente de tráfico ya no se tramita como una cuestión penal, desapareciendo así el forense que se solicitaba en aquellos procedimientos donde se archivaba la causa penal.
Esta situación ha exigido adaptarse a la nueva situación y que cobre importancia el Instituto de Medicina Forense que es al organismo al que acudiremos para que valoren nuestras lesiones en caso de que no estemos de acuerdo con la oferta de la compañía aseguradora, es ésta quién ha de hacerse cargo de los costes que se deriven por esta actuación.

En definitiva, es muy importante acudir a un Profesional para que calcule lo que le pertenece y así pueda obtener la máxima cantidad posible y, sobre todo, que conozca y se haya adaptado a la nueva situación procesal pues lejos quedan los juicios de falta y los autos de cuantía máxima.